pierdagrasaabdominal
RSS

Aqui La lección MÁS Importante sobre Dieta que Aprenderás

Por Mike Geary, Especialista Certificado en Nutrición, Entrenador Personal Certificado Autor del best-seller: La Verdad sobre los Abdominales Marcados

Este artículo podrá sorprender a algunos… porque la mayoría de las personas no consideran a la nutrición de la manera que estoy por explicarla. En cambio, casi todos se confunden muchísimo acerca de la nutrición y las calorías, proteínas, carbohidratos, grasa, comidas de dieta, bajas en grasa, bajas en colesterol, etiquetas que dicen &laqno;saludable», vegetariana, alimentos crudos, etc.

Sin embargo, si piensas en la nutrición de la manera en que te explicaré a continuación, resolverás cada una de las confusiones sobre nutrición que puedas tener. Te advierto, no obstante, que es una forma de pensar muy GLOBAL, que ayuda a explicar muchas cosas acerca del cuerpo humano, cuando las piensas de esta manera.

Bien, ¡el aspecto MÁS importante sobre la nutrición implica el estudio de ARQUEOLOGÍA (y antropología)!

¿De qué diablos estoy hablando? Bien, vamos a profundizar…

Sí, todo lo relativo al cuerpo humano que es saludable o malo para nosotros en la actualidad, viene de cientos de miles o incluso millones de años de evolución y cómo se adaptó el cuerpo humano a todo lo que nos rodea, incluyendo la alimentación, ejercicio, nuestro medio ambiente (ciudad versus naturaleza) y muchas cosas más.

Sabemos, por los registros arqueológicos, que nuestra actual especie humana (homo sapiens) se originó aproximadamente 200,000 años atrás… sin embargo, nuestros primos cercanos (ancestros previos al homo sapiens), como el homo erectus, datan de varios millones de años atrás.

Si estudias la evidencia de lo que comían nuestros antepasados, te da pistas obvias sobre cómo evolucionó el sistema digestivo humano y cuáles son los alimentos más saludables que podemos comer en el mundo de hoy.

Esto explica, obviamente, por qué las sustancias químicas y los tipos de alimentos relativamente nuevos (que los seres humanos NUNCA estuvieron preparados para ingerir) provocan tantos problemas de salud, como los edulcorantes artificiales, JMAF y otros derivados del maíz, pan blanco y otros productos de cereales refinados, aceites refinados como el de soya y los insalubres aceites de canola, y demás.

Ahora, esta discusión podría ponerse bastante comprometida y requerir un libro completo, así que permíteme que te de algunos enunciados para resumir mejor este tema:

1. A pesar de lo que escuches de los extremistas veganos, los defensores de la alimentación cruda y otros creyentes en tipos de dietas “extremas” que eliminan grupos completos de la dieta humana histórica, el sistema digestivo humano evolucionó para comer una combinación dealimentos de origen vegetal y animal (sí, evolucionamos como omnívoros), así como una mezcla de alimentos crudos Y alimentos cocidos.

Ya sé, ya sé… Si, siempre habrá un acalorado debate sobre ambos temas… comer carne frente al veganismo y crudivorismo… sin embargo, es un HECHO histórico que nuestra especie actual (y nuestros antepasados históricos de hace más de un millón de años) en casi todas las culturas del mundo, comían al menos alguna combinación de alimentos vegetales y animales y de alimentos crudos y cocidos (aunque fuese en distintos momentos del día, o incluso en diferentes épocas del año).

Algunas culturas, como los Inuit del ártico y varias tribus de África, prosperaban con una salud excelente con una dieta casi totalmente de origen animal, y otras culturas del mundo prosperaban con una dieta casi totalmente vegetal… Pero todas las culturas, generalmente comían una mezcla de alimentos vegetales y animales, si bien la cantidad de alimentos de origen animal era pequeña en algunas de ellas.

De manera similiar, casi todas las culturas del mundo han consumido históricamente TANTO alimentos crudos como cocidos en diferentes cantidades… pero no hay ninguna evidencia real de sociedades que hayan prosperado con dietas de alimentos crudos solamente.

Entonces ¿qué hay del argumento de los crudivoristas que afirman que todos los animales de la naturaleza comen 100% de alimentos crudos y que los seres humanos son la única especie que come alimentos cocidos?

Bueno, hay una explicación simple para eso… los humanos eran la ÚNICA especie con un cerebro lo suficientemente desarrollado para comprender cómo controlar el fuego y, por lo tanto, cocinar nuestros alimentos. Y, dado que hemos venido cocinando una parte de nuestros alimentos durante toda la existencia de nuestra especie (200,000 años), igual que nuestros ancestros de hace varios millones de años, nuestro sistema digestivo se adaptó a comer una parte de nuestros alimentos cocidos.

Esto también explica por qué las acrilamidas son más perjudiciales para los animales que comen alimentos cocidos, que para los humanos… dado que los humanos han desarrollado cierto nivel de tolerancia a las acrilamidas por comer una dieta parcialmente cocida durante cientos de miles de años, pero históricamente los animales jamás se adaptaron a una dieta de alimentos cocidos y, por lo tanto, son más sensibles a estas sustancias.

Si nunca has oído hablar de las acrilamidas, se forman cuando la parte externa de los alimentos se quema durante la cocción (como el dorado de los panes u otros productos horneados, el dorado de los alimentos fritos, o el carbonizado de los alimentos cocidos sobre una llama) y estos compuestos son potencialmente cancerígenos tanto para humanos como para animales. Cocinar los alimentos con agua y también usar hierbas y especias con alto contenido de antioxidantes, ayuda a reducir las acrilamidas y a protegerte de ellas.

Conclusión… fuimos diseñados a lo largo de nuestra evolución, para comer una mezcla de alimentos vegetales y animales, como así también alimentos cocidos y crudos… Sin embargo, aclaremos un punto importante en el #2, a continuación…

2. Si bien afirmo que estábamos diseñados a través de nuestra evolución para comer una dieta omnívora compuesta de alimentos animales y vegetales, una cosa que JAMÁS debimos comer son los animales de granjas de producción masiva, ni huevos o leche de animales de la misma procedencia.

La cría intensiva de animales es un fenómeno completamente nuevo que empezó hace algunas décadas, así que esencialmente, este tipo de productos cárnicos nunca fue adecuado para ser parte de la dieta humana.

Los productos animales provenientes de la cría masiva son MUY diferentes químicamente (desde el punto de vista de la nutrición) de los productos de animales que fueron criados de la manera en que deben vivir y alimentarse. Ejemplos de estas diferencias pueden verse muy claramente en los perfiles nutricionales de la carne de pastoreo comparada con la carne de animales criados masivamente y alimentados con granos, huevos de granja comparados con huevos de explotación agrícola, peces silvestres versus peces de criadero, y demás.

Estamos hablando de importantes diferencias en la proporción de omega-3 y omega-6, diferencias en vitaminas y minerales, diferencias en otras grasas saludables como el ALC, y muchas más.

Así que aunque no estoy totalmente de acuerdo con el veganismo, al menos desde el punto de vista nutricional (argumentos morales aparte), tampoco estoy de acuerdo con el estado de cosas actual en cuando a la mayoría de los productos animales de cría masiva de nuestro abastecimiento de alimentos (por lo menos en USA, donde las condiciones de los animales de cría masiva y la calidad nutritiva de los alimentos son horrendas.)

Por eso, trato de sustentar lo menos posible a la industria de cría masiva de animales (la mayoría de las carnes y lácteos que hay en tu supermercado) y, en cambio, trato de comer casi exclusivamente carnes de pastoreo de animales de granja, caza silvestre, pescado silvestre, huevos de granja locales de gallinas de libre movimiento, y lácteos sólo de vacas de pastoreo, a las que se les permite alimentarse casi completamente de forraje.

3. Aunque señalo que muchas culturas históricas del mundo prosperaron son porcentajes ampliamente diferentes de productos animales y vegetales en sus dietas, este es otro tipo de alimento que no debimos comer JAMÁS:

ALIMENTOS PROCESADOS

Sí, sé que duele escucharlo, pero los pasteles, galletas, galletas saladas, comidas para microondas, chips, refrescos, gaseosas, barras de granola, bebidas deportivas azucaradas o bebidas energéticas, y miles de otros productos que ocupan los anaqueles de nuestros supermercados jamás debieron ser parte de la dieta humana, así que es obvia la razón por la que nos causan tantos problemas de salud.

Esto nos regresa a lo que siempre digo de tratar de incluir tantos alimentos “de un ingrediente” como puedas en tu dieta, si quieres comer como se supone que debemos comer.

Alimentos “de un ingrediente” significa carnes saludables, huevos, frutos secos, semillas, frijoles, tubérculos, frutas y verduras. Realmente es así de simple.

4. Bien, este empieza a ser un poco controvertido… pero, recuerda que la agricultura también es un fenómeno relativamente nuevo en el panorama general de la dieta humana, cuando retrocedes un par de millones de años en la historia. Y cuando hablo de la agricultura, estoy hablando acerca de la entrada masiva de alimentos a base de cereales a la dieta humana, que ocurrió con la invención de la agricultura.

La producción masiva de cereales por la agricultura tiene sólo algunos cientos de años… Compara eso con la existencia histórica de nuestros ancestros como cazadores-recolectores dos millones de años atrás, y la historia de 200,000 años de nuestra especie actual (homo sapiens) como cazadores-recolectores.

Si piensas en ello, como cazadores-recolectores, debimos haber tenido un acceso muy limitado a los cereales y éstos debieron formar un porcentaje muy pequeño de nuestra ingesta histórica de calorías, dado que no se producían ni procesaban masivamente. En cambio, prosperábamos principalmente como carnes de caza (incluyendo las vísceras, donde se encuentra la mayor parte de los micro nutrientes), peces silvestres y mariscos, huevos, frutos secos, semillas, frijoles, tubérculos, frutas y vegetales.

Desde esta perspectiva, los cereales probablemente nunca fueron más del 1-3% de nuestra ingesta histórica de calorías… y, como sabes por uno de mis artículos recientes, en nuestra dieta moderna procesada que consume la persona promedio consiste de un 67% de las calorías totales de cereales como el maíz, la soya y el trigo y sus derivados… ahora, ¡ÉSA es una revelación impresionante de por qué nuestro abastecimiento de alimentos completo está al revés, y cómo eso afecta a tu cintura!

También te hace pensar en lo ridículamente incorrecta que es realmente nuestra “pirámide alimenticia”, porque promueve que la mayor parte de la comida que comemos provenga de los cereales.

Podría seguir con más ejemplos, pero creo que ya ves los puntos principales… el aspecto más importante de comer una dieta saludable que promueva un cuerpo delgado y sano es tener en cuenta lo que comían nuestros antepasados a través de millones de años de evolución.

Y que, ciertamente, no eran “comidas de dieta” procesadas con afirmaciones sofisticadas en sus etiquetas para engañarte pensando que son sanas… en cambio, sí consistía de alimentos “de un ingrediente” como los que enlisté arriba, consumidos en una combinación de alimentos crudos y cocidos.

Un par de pensamientos finales sobre cómo incluir estas sugerencias en tu plan de comidas saludables:

1. Trata de convertirte lo más posible en un “localívoro”… si puedes conseguir frutas y verduras de granja locales, que son las más responsables social y ambientalmente, y una forma sana de obtener tus productos agrícolas. Investiga si en tu región hay mercados de granjeros o puestos de granjas, o que puedan hacer envíos a tu área.

2. Trata de elegir alimentos orgánicos lo más posible… aunque los alimentos locales muchas veces son superiores a los orgánicos que han tenido que viajar miles de kilómetros para llegar a ti.

3. Cuando escojas carne y huevos, trata de elegir carnes de pastoreo tanto como sea posible, pollos y pavo de granja, cerdos criados de manera humanitaria, y huevos de gallinas que vagan libremente al aire libre, en vez de estar confinadas en las “fábricas de pollos”. Muchas veces, esto significa hacer el esfuerzo de buscar granjas locales o cooperativas que entreguen sus productos en áreas urbanas. Este sitio es una muy buena fuente de carnes de animales criados de la manera más sana, y te entregan en la puerta de tu casa (solo disponible en los estados unidos): http://healthygrassfed.2ya.com

Recuerda que comer de manera sana y responsable no significa comer alimentos insulsos ni aburridos… hay muchísimas maneras de comer de manera sana y responsable social y ambientalmente, y describimos detalladamente cómo hacerlo en el Programa Como Quemar Grasa Abdominal.

Por favor, comparte este artículo para ayudar a tu familia y amigos a comer más sanamente y para ayudarnos colectivamente a todos a escoger nuestra comida de fuentes más responsables que las granjas factoría.

Si te gustó este artículo, por favor haz clic en el botón “Me gusta” de Facebook:


VIDEOS RECOMENDADOS!

banner250x250300x250

     

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn1Pin on Pinterest0Email this to someone



Dejenos Su Comentario Aqui: