pierdagrasaabdominal
RSS

Grasas Trans Buenas vs. Grasas Trans Malas

Las grasas trans artificiales son uno de los venenos más frecuentes en nuestro suministro de alimentos, pero la mayoría no sabe que SÍ existen las grasas trans naturales saludables.

por Mike Geary, Especialista Certificado en Nutrición, Entrenador Personal Certificado
Autor – La Verdad sobre los Abdominales Perfectos

Hoy voy a hablar de algo sobre lo que la mayoría de ustedes probablemente nunca han oído hablar… que hay una distinción entre las grasas trans buenas y las malas. Hay alguna evidencia de que las grasas trans buenas te pueden ayudar con la pérdida de grasa, la construcción de músculo, e incluso la prevención del cáncer, mientras que se ha demostrado que las grasas trans malas provocan enfermedades del corazón, cáncer, diabetes, y los “sollozos” generales de tu cuerpo.

Estoy seguro que la mayoría de ustedes han escuchado todo el alboroto en las noticias durante los últimos años sobre lo malas que son las grasas trans artificiales para tu salud. Si has leído mi boletín de noticias y mi libro del programa La Verdad sobre los Abdominales Perfectos, definitivamente sabes que pienso que estas sustancias son algunos de los aditivos alimentarios más dañinos de todos y que se encuentran en la gran mayoría de los alimentos procesados y las comidas rápidas que hay en el mercado actualmente.

En mi opinión, las grasas trans artificiales equivalen a fumar en función por su grado de peligro para su salud. Después de todo, son uno de los principales factores de la explosión de la enfermedad cardíaca desde aproximadamente la década de 1950.

Con todas la plática sobre las grasas trans que hay en las noticias estos días, quería aclarar algunas cosas, sobre todo con respecto a las grasas trans malas vs las buenas. Si nunca antes has oído hablar de grasas trans buenas, permíteme explicarte un poco.

Las Grasas Trans Malas

En primer lugar, las grasas trans malas a las que me refiero son del tipo artificial. Están  representadas por los aceites hidrogenados artificialmente. Los principales culpables son la margarina, manteca y aceites parcialmente hidrogenados que se encuentran en la mayoría de los alimentos procesados, comida chatarra, y alimentos fritos.

Estos aceites hidrogenados son altamente procesados usando disolventes químicos agresivos como el hexano (un componente de la gasolina), alta temperatura, presión, se les agrega un catalizador de metal, y luego se desodorizan y blanquean. Un pequeño porcentaje del disolvente permanece en el aceite terminado. Esto se ha convertido más en un aceite industrial que uno comestible, pero de alguna manera la FDA sigue permitiendo que los fabricantes pongan esta basura en nuestros alimentos en grandes cantidades, a pesar de sus bien documentados peligros para la salud.

Estos aceites hidrogenados provocan inflamación en el interior de tu cuerpo, lo que estimula la deposición de colesterol como un agente curativo en las paredes arteriales. Por lo tanto, aceite hidrogenado = inflamación  = arterias obstruidas. Ya puedes ver por qué las enfermedades del corazón se han disparado desde que nuestro suministro de alimentos se llenó de esta basura en las últimas 5-6 décadas.

A medida que pasa el tiempo, y la ciencia continúa revelando lo mortales que son estos aceites en realidad, creo que finalmente serán ilegales y se prohibirá su uso. Las leyes de etiquetado fueron sólo el primer paso. De hecho, algunos países en todo el mundo ya han prohibido el uso de aceites hidrogenados en la fabricación de alimentos o, por lo menos, establecieron fechas para eliminarlos para siempre.

Sin embargo, ten en cuenta que las empresas que están empezando a eliminar el uso de aceites hidrogenados en los alimentos procesados, los están reemplazando, en la mayoría de los casos, con aceites poliinsaturados muy refinados como el de soja, de semilla de algodón, de maíz, etc., etc. Éstos siguen siendo los aceites altamente procesados con altas temperaturas, solventes, desodorantes y agentes blanqueadores. Incluso se sabe que los aceites refinados producen inflamación en tu cuerpo… muy lejos de las fuentes naturales de grasas saludables.

No te dejes engañar por la nueva arremetida de alimentos que afirman estar “libres de grasas trans” … si utilizan aceites muy refinados (aunque no sean hidrogenados), siguen siendo letales para tu cuerpo, y muy inflamatorios.

Una vez más, para obtener mejores resultados, lo mejor es evitar del todo los alimentos muy procesados y elegir alimentos integrales naturales, mínimamente procesados. ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!

Las Grasas Trans Buenas

Bien, después de haber hablado mal de las grasas trans artificiales, te diré claramente que existe tal cosa como las grasas trans naturales saludables. Las grasas trans naturales se crean en los estómagos de los animales rumiantes como las vacas, ovejas, cabras, etc. y se almacenan en las reservas de grasa de los animales.

Por lo tanto, la grasa en la leche y en la carne de estos animales pueden proporcionar grasas trans naturales sanas (mejor en las versiones de pastoreo orgánicas solamente).

Se ha pensado que las grasas trans naturales en tu dieta tienen algún beneficio potencial para ayudar en la construcción de músculo y en los esfuerzos para perder grasa. Sin embargo, ten en cuenta que la cantidad de grasas trans saludables en la carne y los productos lácteos de animales rumiantes se reduce mucho debido a los métodos de producción masiva de la agricultura y sus dietas basadas en soja y granos. La carne y los lácteos de pastoreo, de animales de granja siempre tienen cantidades mucho más altas de estas grasas beneficiosas.

Una de estas grasas trans naturales de la que puedes haber oído hablar se llama ácido linoleico conjugado (ALC) y ha sido comercializada por muchas compañías para perder peso. Ten en cuenta que estas píldoras de ALC artificiales que se ven en las tiendas pueden no ser la mejor manera de obtener ALC en tu dieta. Están hechas artificialmente a base de aceites vegetales, de manera similar a la hidrogenación, en lugar del proceso natural que ocurre en los animales rumiantes. Una vez más, lo artificial simplemente no se puede comparar con los beneficios de las fuentes naturales.

Este es un gran sitio que encontré, que uso para comprar todas mis carnes saludables de pastoreo y otras carnes de granja. El servicio es impecable y entregan directamente en tu puerta en una hielera sellada. Vale la pena saber que tú y tu familia están comiendo carne buena en vez de la basura normal del supermercado.

Ahora que en todas las etiquetas deben figurar los gramos de grasas trans, ten en cuenta que si aparece una cantidad de grasa trans en un producto cárnico o lácteo, lo más probable es que sean las buenas grasas trans naturales sobre las que hablamos aquí (* Yo sólo recomiendo carne o productos lácteos de pastoreo). De lo contrario, si la cantidad de grasa trans aparece en algunos alimentos procesados, lo más probable es que se trate de la basura peligrosa insalubre de los aceites hidrogenados artificialmente, ¡así que aléjate de ellos!

Otra nota importante sobre las etiquetas de alimentos y las grasas trans que figuran en ellas… ten en cuenta que los fabricantes de alimentos están autorizados a etiquetar los alimentos como “libres de grasas trans” si una porción contiene menos de 0.5 gramos de grasas trans. Así que podrás ver algunos productos con aceites hidrogenados como uno de sus ingredientes principales, pero si el tamaño de la porción es lo suficientemente pequeño como para que contenga menos de 0.5 gramos de grasa trans por porción, se puede etiquetar como libre de grasas trans… ¡Eso sí que está mal! Pero es sólo otro ejemplo de nuestro sistema inservible!

Si te gustó este artículo, por favor haz clic en el botón “Me gusta” de Facebook:


VIDEOS RECOMENDADOS!

banner250x250300x250

     

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn1Pin on Pinterest0Email this to someone



Dejenos Su Comentario Aqui: